Consejos

6 Cosas que hacer en lugar de compararte con los demás

Anuncios

“No juzgues por las apariencias; un corazón rico puede estar bajo un pobre abrigo “. ~ Proverbio escocés

Crecí creyendo que nunca era suficiente. Alguna vez. No cuando me dieron todas las A en la escuela. No cuando yo estaba en el programa de talentosos y dotados. No cuando mi padre hizo más que suficiente dinero para mí, para comprarme lo que quisiera.

Me convertí en un adulto que a sí misma en comparación con otros también, siempre preguntándose por qué no tener lo que tenían o por qué yo no era tan bonita como otras personas.

He traído este comportamiento en mis relaciones y mi negocio. Me gustaría tener súper celoso hasta el punto de acecho cuando llegó a mis parejas románticas. Yo estaba controlando y agresivo porque pensé que me iban a dejar a alguien mejor.

En mi negocio, me obsesione con otros empresarios y se preguntan cómo “lo tenía todo”, convenciéndome de que a nadie le importaba lo poco ole me tenía que decir. Jugué a la víctima demasiado bien. Y me mantuvo pegado, solo, y se rompió.

Después de una serie de acontecimientos dramáticos, incluyendo un bebé, un despido, y un divorcio en un año-Yo toqué fondo. Es una mierda, pero eso es lo que se necesitaba para darme cuenta de lo terriblemente que estaba tratando a mí misma.

Me comprometí a hacer cambios en mi vida, mi comportamiento y mi actitud. Tuve que aceptar quién era yo y que yo iba a ser. Tuve que correr el riesgo de convertirse en nada a convertirse en algo.

Si eres de las personas que amenudo les gusta compararse con los demás, es importante recordar una cosa: No sabes la historia de cualquier persona. Sólo te puedes basartsus hipótesis en lo que ves, y eso es una base bastante inestable que en muchas ocasiones es incierta. Un cambio completo en el enfoque y mentalidad en torno a estos comportamientos tiene que suceder.

Cosas que hacer lugar de compararte con los demás

He aquí algunas cosas que aprendí a hacer en vez de compararme con los demás.

1. Felicitarlos

La mayoría de las veces, cuando estás celoso o te comparas con los demás, es porque piensas que tienen algo que tú no. El instinto natural para la mayoría de nosotros es para criticarlos. Tratamos de bombearnos a nosotros mismos poniéndolos abajo.

Es una práctica terrible y te pone en una vibración baja, sintiéndote aún peor. En su lugar, puedo encontrar algo que realmente admiro de ellos y felicitarlos.

Si se trata de alguien que conoces personalmente, envíales un mensaje o una nota. Si se trata de alguien que no conoces o alguien con estatus de celebridad, envíale un tweet o dejar un comentario agradable en su blog. Te garantizo que le podrás alegrar su día y te sentirás muy bien por ello.

Anuncios

2. Cree en ti mismo

Eres un ser humano hermoso, increíble. Fuiste puesto en esta tierra para hacer algo único. Todos lo estamos. Desafortunadamente algunos nunca lo comprenden y terminan viviendo con tristeza.

Cree que tienes un propósito y una misión en esta vida, ya sea grande o pequeña. Si no lo crees, entonces nadie más lo hará. Hay pocas personas que te amen incondicionalmente. Debes tratar de ser una de ellas.

3. Busca tu propio destino

El juego de las comparaciones es un truco astuto. Te hace pensar que estás en el mismo camino que los demás. Aunque algunos caminos pueden ser similares, cada persona tiene un viaje diferente. Abraza el suyo.

Deja de compararte tu principio hasta mediados de otra persona. No tienes idea de lo mucho que esta persona tuvo problemas o lo duro que trabajó para llegar a donde están. Mantente enfocado en tu propio camino y sigue adelante.

4. Descubre para lo que eres bueno

Junto con la comparación viene una gran cantidad de negatividad. Comenzamos a golpearnos a nosotros mismos y hablar mal de nosotros mismos por no ser tan guapos, tan inteligentes, o como un éxito.

Recuerda, eres único e impresionante, tienes talentos, rasgos y logros que te hacen ser quien eres. Escribe una lista de las cosas maravillosas acerca de ti mismo y ponlo en algún lugar que se puede ver a diario. Que sea el fondo de tu teléfono o computadora y puedas leerte a ti mismo todo el tiempo.

5. Siente el miedo

La mayor negatividad viene de un lugar de miedo. El miedo al fracaso, el éxito, buscando tonto, o siendo juzgado. El miedo es algo que nunca desaparece por completo. La diferencia entre las personas de éxito y la gente fracasada es su capacidad de ver el miedo y continuar de todos modos.

¿De qué tienes miedo? Identifícalo. Entonces pregúntate qué es lo peor que te puede pasar. Lo más probable es que no es tan malo como piensas.

6. Sé coherente

Cuando yo estaba pasando por mis luchas personales, la mayor parte vino porque yo no estaba en sintonía con lo que yo era. Yo no sabía lo que quería. Yo estaba agotado. Algo se sentía fuera.

Tuve una ética de trabajo loco, pero yo no trabajaba en mis relaciones. Yo estaba predicando el cuidado personal, pero yo estaba con sobrepeso. Cuando tu vida no es coherente en lo que piensas y en lo que haces, siempre se siente como que falta algo.

Echa un vistazo a cómo se estás viviendo. ¿Estás en sintonía en todos los ámbitos? Si no es así, examina las áreas que necesita para enfocar. La comparación viene de un lugar de la falta. Si te encuentras haciendo esto a menudo, averigua lo que falta y dónde se puede mejorar.

Es probable que, la persona con la cual te estás comparando te muestre una luz sobre lo que necesitas mejorar en tu vida. Presta atención y confía en ti mismo. Siempre hay un significado más profundo. Averiguar lo que es, para que puedas seguir adelante.

Anuncios
COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía